Style Icon: Kurt Cobain

Si Kurt Cobain siguiera vivo para leer esto, me dispararía con una escopeta por considerarlo un ícono de la moda, pero es inevitable hacerlo, ya que del mundo de la moda, ni las contraculturas se salvan. El grunge no es excepción. Es más, si quieren mi opinión, es una de las reacciones estilísticas más importantes del siglo XX. Fue un movimiento que nunca pretendió marcar tendencias, ni llegar a las revistas, ya que su principal objetivo era gritarle “me vale” a la vida tan consumista de los yuppies en los años 80. A pesar de eso, hasta Vogue le dedicó diez páginas en su edición de diciembre de 1992. Es extraño como una antimoda puede llegar a una publicación de esa magnitud. ¿Se imaginan a un emo en la portada de esa revista? Claro que no. Esas cosas no pasan. Sin embargo, el grunge logró cruzar esa frontera gracias a Kurt Cobain, quien sin querer, logró acaparar no sólo las revistas de música, sino las cabezas de editores, diseñadores y estilistas que hasta hoy lo siguen usando de inspiración para diversas colecciones.

Es una de mis modas favoritas, pero con el tiempo he descubierto que muy poca gente tiene la actitud suficiente para vestirse así y no verse insignificante y asquerosa. Hay que tener siempre en mente que aunque nuestro objetivo sea tener un look de vagabundo de carrito de súper, siempre hay que acompañarlo con una actitud de poder. En este caso muy particular, de rockstar.

… o mínimo una cara como la de Kurt Cobain.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en INSPIRACIÓN y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.