Ombré hair, mi nueva obsesión.

Medio morena y medio güera. Una definición muy mediocre para esta técnica, pero muy acertada. Consiste en dejarse las raices del color natural, y aclararlo gradualmente.  Es una técnica que, a diferencia de las típicas, no se hace con aluminio ni gorro, sino a base de pinceladas, y aunque no es difícil, no cualquier estilista la hace. El efecto, si se hizo bien el trabajo, es muy natural, y le da vida tanto a la cara como al corte. Definitivamente lo recomiendo. Lo que no deben hacer por nada del mundo es intentar hacerlo en casa si no son estilistas profesionales.



Anuncios
Esta entrada fue publicada en BELLEZA. Guarda el enlace permanente.