Cómo elegir una Corbata

La corbata es una de las piezas más importantes de la vestimenta masculina. Cuando un hombre usa un traje, este pedazo de tela es la única oportunidad que tiene para expresarse, ya que las opciones que existen de telas, texturas y patrones son casi infinitas. Una corbata habla mucho de un hombre. Las hay con figuras y colores llamativos, que suelen ser usadas por periodistas, diseñadores, bohemios, artistas, publicistas, y demás “espíritus libres”. También hay corbatas sobrias, más conservadoras, que suelen usar abogados, médicos, algunos vendedores, y demás profesionistas que requieran demostrar seriedad.  Pero escoger una corbata va más allá de una profesión, hay muchas cosas que deben tomarse en cuenta.

1. Elige una corbata que exprese quién eres… Recuerda que es una de las pocas partes de un traje que te dan esa oportunidad.

2… Pero toma en cuenta la ocasión en la que la vas a usar. A menos que seas un creativo, olvídate de llevar corbatas muy “divertidas”. Aunque no me he cansado de decir que una corbata es un medio de expresión, he de recalcar que también es un medio de hacer que el mundo nos vea de una forma determinada.

3. Las corbatas lisas son la opción más segura. Asumiendo que combinan con la camisa y el traje, claro. Hay muchas corbatas con texturas y diseños muy bonitos, pero si por algún momento te hacen dudar, mejor escoge una lisa.

4. Algunas corbatas se diseñaron con diversión en mente. Si tienes una de esas, sé cuidadoso y piensa bien dónde la vas a usar.

5. El material también importa. Necesita ser lo suficientemente fuerte para hacer un nudo. Esta fuerza se debe al forro de la corbata. Las corbatas de seda o de alguna mezcla del mismo material suelen ser las mejores, siempre y cuando el forro sea de buena calidad.

6. Un traje negro o gris con una camisa blanca combina con cualquier corbata. Sin embargo, no hay que olvidar el tip número 2.

7. Tomar en cuenta el color de la piel. A los hombres morenos suelen quedarles mejor las corbatas en colores claros, y a los blancos, las de colores oscuros.

8. Siempre cuenta con las esenciales. Éstas son: una corbata de algún color liso, una corbata negra para ocasiones formales, una corbata con algún patrón, y una corbata de rayas oscuras.

Estos tips son sólo guías para escoger, y aunque suelen ser infalibles, los incito a experimentar, siempre y cuando tengan el criterio suficiente para darse cuenta cuando algo simplemente no funciona. Recuerden, no importa que tan originales queramos ser, nunca hay que perder la clase.

 

 

fotografía de JTYC.
Anuncios
Esta entrada fue publicada en MODA. Guarda el enlace permanente.