Bindo Altoviti: El más guapo del Renacimiento

por Raffaello Sanzio

Bindo Altoviti es definitivamente uno de los hombres más guapos en la historia del arte. Su retrato podrá ser una obra poco importante en la historia del Renacimiento, pero sin duda es de las más bonitas. Este hermoso hombre fue pintado por el artista Raffaello Sanzio, uno de los mayores representantes del Renacimiento.

Altoviti nació en 1491 en Roma, pero su origen era florentino. Su familia llegó a Roma tras pleitos con la poderosa familia de Médici. Era banquero y mecenas, un hombre muy culto, amigo de varios célebres artistas como Michelangelo, Cellini, Raffaello, y Vasari. Llegó a ser uno de los hombres más ricos de Italia. Se casó con Fiammeta Soderini, nieta de un gobernante de Florencia Republicana, Piero Soderini. Durante sus últimos años de vida se levantó contra Cosimo de Médici y financió un ejército para re-establecer un reinado republicano en Florencia, pero sus esfuerzos fueron inútiles. Fue declarado un rebelde, y le confiscaron unas propiedades en la Toscana. Murió en 1556.

El retrato que le hizo Raffaello, que se encuentra en la National Gallery of Art, en Washington DC nos muestra al guapísimo señor Altoviti a los 20 años de edad, pocos años después de haber heredado el banco de su padre. También es retratado en una escultura a los 58 años de edad, en su época más exitosa. Ésta fue hecha por el florentino Benvenuto Cellini y se encuentra en el Isabella Stewart Gardner Museum, en Boston. Hay otros dos retratos de él, ambos pinturas, hechos por Girolamo Da Carpi, el cual es parte de una colección privada, y por Jacopino del Conte. Este último se encuentra en el Musée des Beaux-Arts de Montréal.

Esta es la breve historia de uno de los personajes más exquisitos, y en mi opinión más enigmáticos, del arte. Guapo, rico, culto y poderoso. Todo a lo que un hombre aspira y lo que una mujer busca.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en CULTURA. Guarda el enlace permanente.